Exif_JPEG_PICTURE
La Panna Cotta significa ‘Nata Cocida’ en italiano. Se trata de un tradicional postre del norte de este país europeo que ha conseguido conquistar a los paladares más exigentes con esta sencilla receta. La Panna Cotta es una especie de flan con una suave textura y de tipo compacto. Todo debido a su elaboración cuajada con gelatina.

La tradicional receta de esta comida italiana posee ingredientes de toda la vida como la leche, el azúcar, la crema y, por supuesto, la gelatina. Además, hoy en día podemos encontrar Panna Cottas de diversos sabores, entre los que destacamos las de frutas del bosque, las de fresas, moras, frutos rojos, caramelo, vainilla y, para los más atrevidos, las Panna Cottas aromatizadas con ron.

La Panna Cotta al igual que otros postres como el Tiramisú, tienen un origen confuso. En este caso se disputan el hallazgo las localidades de Piamonte y Umbría. Muchos se preguntan quién fue el primero en añadir gelatina a la nata cocida y azucarada o quién, a su vez, lo dejo enfriar en un lugar frío.

Aunque también, los investigadores tienen la hipótesis que fue gracias a la capacidad de la gelatinización de la espina de algún pescado, la manera en la que se solidificó la Panna Cotta en sus orígenes. Toda una serie de casualidades que dieron lugar a este legendario postre.

Lamentablemente, no se tienen documentos que aclare este enigma por lo que las dos regiones italianas siguen disputándose su creación hasta nuestros días. Aunque Alessandro Molinari Pradelli, escritor y periodista especializado en cultura, enología y gastronomía, asegura en su obra ‘800 Ricette Tradizionali’ que los nativos de la región conocida como ‘El corazón verde de Italia’, es decir, Umbría, fueron los creadores de esta genuina receta en un recóndito lugar cercano a las orillas del lago Trasimeno.

No olvide que puede probar una deliciosa receta de Panna Cotta con salsa di frutti del bosco en nuestro restaurante de comida italiana en El Rompido.

Compartir